Follow Me

no
no

Fuerza Bruta


La compañía de teatro argentina que ha transgredido los límites de lo establecido en el teatro mundial. 10 actores en escena que por más de una hora harán vibrar en cada una de las funciones que se presentarán a partir del próximo 29 de Abril en los estacionamientos del Parque Arauco. Un espacio que será re-imaginado para el más impresionante espectáculo de teatro en el mundo.
Este grupo de teatro experimental brilla desde hace 9 años de su debut tras consagrarse en las principales capitales culturales del mundo, como Londres, Nueva York, Buenos Aires, Bilbao, México DF, Seúl, Beijing, Moscú, Los Ángeles, Barcelona y Madrid.
Fuerza Bruta nace a fines del 2003 de la mano de Diqui James, uno de los fundadores de De La Guarda y Gaby Kerpel, compositor musical de De La Guarda, quienes se embarcan en un nuevo proyecto con el objetivo de crear una compañía que continúe la búsqueda creativa, de motivación e innovación. De atraer a nuevas generaciones al teatro, experimentar y formar parte viva de un espectáculo en donde los 5 sentidos entran en juego.
Fuerza Bruta nos propone quebrar el sometimiento intelectual del lenguaje, utilizar todos los medios disponibles para operar eficazmente sobre la sensibilidad del espectador, traerlos a otros territorios donde existen otras leyes más poderosas.

Fuerza Bruta es hoy. No es el teatro del futuro, ni la obra que se repite una y otra vez desde el pasado. Fuerza Bruta es ahora, no inventa nada.

Que el público forme parte de la acción hace que su comportamiento modifique la obra y cada espectáculo sea distinto del anterior. Que el espectador se entregue sabiendo que forma parte de un hecho artístico, una realidad paralela, etérea, bella, delirante y absolutamente más verdadera que la cotidiana, sabiendo que está siendo conducido a estrellarse contra su propia sensibilidad. Una sensibilidad colectiva, universal, sin traducción ni anestesia. Brutalmente feliz.

previous article
Entrada más reciente
next article
Entrada antigua



Publicar un comentario

no